El Club de los Poetas Muertos

Donde los sueños se funden con la realidad.

domingo, marzo 05, 2006

Cara sin rostro

Quiero ser una cara sin rostro, sin facciones, ni ojos tristes, ni sonrisa bonita, ni nariz graciosa, ni mofletes pellizcables.

No quiero sacar notas excelentes en biología, ni nefastas en matemáticas. No quiero gustar a los chicos, ni darles asco. No quiero vestir provocativamente, ni vestir como una mendigo, no quiero ir elegante, ni con un chandal de colores horteras, no quiero que me admiren, ni que me repudien, ni ser lider de un maravilloso grupo de musica, ni que me quieran, ni que me odien, ni ser demasiado alta, ni demasiado baja, ni demasiado linda, ni demasiado fea, ni que me echen de menos, ni que agradezcan mi falta. No quiero ser ni buen recuerdo, ni malo, ni orgánica, ni inorgánica, ni musico, ni escritora, ni dibujante. No quiero ser artista. Tampoco quiero querer, ni odiar, ni ver belleza, ni horrorizarme con maldad. No quiero ser.

Solo quiero pasear por las calles un día de lluvia, sola, sin que nadie me mire, ser tan común que no pueda ser. Y escabullirme de todos, y entrar en alguna casa, vacía, por ejemplo la mía, y sentarme deante del ordenador, o coger una libreta que no me llame la atencion, y con un boli cualquiera, empezar a escribir, y poder quejarme de que a nadie le importo, pero que al no querer a nadie, no me siento desgarrada, tan sólo, tremendamente sola. Y no comer, y estar cada día mas delgada, y dar asco, como algunas modelos, y vivir así cien años, escribiendo, contando, hablando a nadie.

Y un día, tras esos cien años y miles de escritos, moriría, y nadie lo sabría. Primero me pudriría, rodeada de mis escritos, dejando una mancha en el suelo, luego me convertiría en polvo encima de mis huesos, y estos, cubiertos por ropas antiguas que olerian a humedad y cerrado, serían una casita para que viviesen los ratones. Y los huesos se irían desgastando, poco a poco, muy poco a poco, y un día, cuando los ratones empezasen a roer mis textos, aparecerian unos señores por la puerta, para vaciar la casa y tirarla al suelo, y verian todos los textos, y los sacarían, y también la casa de los amiguitos roedores, y los pondrían en un museo, donde los estudiarian y llegarian a la conclusión de que ella (lo sabrian por los huesos de las caderas), era algo, un genio.

10 Comments:

Blogger ElaineHolmes said...

Creo que es uno de los mejores relatos que he leído en este blog.

Eso sí, me lío un poco con los párrafos, que son algo contradictorios. En el primero dice que no quiere ser escritora, pero luego vemos en el segundo que se pone a escribir. Y en la última frase, la narradora habla en tercera persona. En esa parte me he confundido un poco.

(Ahora relee mi primer párrafo para recordarte a ti misma lo bien que escribes ^^).

22:47  
Blogger Ozimandias said...

No, no habla en tercera persona, salvo cuando se refiere a lo que otros dirán de ella.

Por lo demás, te digo lo mismo que te dije "en persona". Me encanta, y ojalá supiera lo bastante de literatura como para poder explicarte el por qué.

14:07  
Blogger Jose M. Sánchez "Daze" said...

"Solo quiero pasear por las calles un día de lluvia, sola, sin que nadie me mire, ser tan común que no pueda ser. Y escabullirme de todos, y entrar en alguna casa, vacía, por ejemplo la mía, y sentarme deante del ordenador, o coger una libreta que no me llame la atencion, y con un boli cualquiera, empezar a escribir, y poder quejarme de que a nadie le importo, pero que al no querer a nadie, no me siento desgarrada, tan sólo, tremendamente sola". Buahhh. Es emocionante aunque duro. Si esto es un texto autobiográfico sé como te sientes. A veces es difícil expresar lo que sentimos pero creo que tu has conseguido arrancarnos a todos un sentimiento.Ánimo y sigue escribiendo así.

14:23  
Blogger lluneta said...

Elaineholmes, siempre he creído que escritor es aquel que lee y se atreve a hacer públicos sus textos, ya sea a través de un libro, revista, weblog, dejandoselo leer a sus amigos, etc. Ella escribía para si misma, nada más. Respeto a la tercera persona, es lo que dice Ozi.

Ozi, no hace falta que me expliques por que, si supiera porqué gustan, acabaría escribiendo mis cuentos centrandome en x cosas para que la gente me estuviese tirando "piropos" todo el día, me gusta demasiado. xP

Jose m., autobiográfico... no lo se, y si lo supiera no lo diría, no me gusta ir contando mi vida, pero dudo que fuese capaz de escribir algo que no siento o no haya sentido.

Y un millón de gracias a todos, dais muchas ganas de seguir escribiendo.

19:56  
Blogger Sayuri said...

Oye, terrible y genial. Me ha encantado^^

23:37  
Blogger Drew said...

Ante cosas como estas una se siente una diminuta mota de polvo... Sublime, la verdad... *_*

14:41  
Blogger lluneta said...

ó___ò + sonrojada

23:39  
Blogger ^.^ Malw Dark said...

Escalofriante... no se, me gusta y al mismo tiempo me asusta O.O He pensado varias veces cosas que encajan en esa morbosa definición sin nombre. Es como una venganza inexplícita: ella sabe que no serviría de nada por que cuando lo entiendan ya estaría muerta hace tiempo, pero le gusta la idea de que quienes lo entiendan se lamenten ya no poder hacer nada.

17:42  
Anonymous Anónimo said...

es hermoso... no puedo decir mas... simplemente hermoso.... no se imaginan cuantas veces me he sentido asi...no se podria describir mejor...
angela cabrera

23:32  
Blogger Marek said...

Como dijeron por ahí, sublime..
es como que te hace querer dejarlo todo, vivir sin trascendencia y aun así permanecer inmutable..
mm...alguien que no quiere encasillarse pero se restringe, dejando escapar un atisbo de esperanza desesperanzada.. no sé.. me cuesta describir lo que me hizo sentir..
¡felicitaciones!

04:35  

Publicar un comentario

<< Home