El Club de los Poetas Muertos

Donde los sueños se funden con la realidad.

viernes, octubre 07, 2005

Confesión

He aquí un relato que escribí para Ozimandias como regalo de cumpleaños... Bueno, es en mayo, pero en febrero ya lo tenía escrito, no quería que se me escapase la idea, tonta, para variar, pero, al fin y al cabo, una idea graciosa. Aunque algunos ya lo habéis leído, lo cuelgo porque me hace ilusión xDDDD

Lo confieso: en cuanto lo vi me enamoré de él. Esos ojos tan negros mirándome fijamente, esa postura imperturbable, tan erguido él… ¡era perfecto!

Día tras día iba al mismo sitio donde le vi por primera vez para contemplar su perfección, lo bien hecho que estaba… ¡era una obra de arte!

Me quedaba extasiada al mirar cada centímetro de su cuerpo, cada fino cabello castaño que tenía, pero, sobre todo, lo que más me paralizaba eran aquellos ojos tan penetrantes, tan oscuros, que parecía que leyesen en lo más profundo del alma.

Era en aquellos momentos cuando yo me giraba, avergonzada al sentir descubierta mi intimidad, y me marchaba.

Después de mucho tiempo de vigilarlo casi a escondidas, un día me atreví a acercarme a él.

Simplemente nos miramos, como quien se cruza por la calle con un desconocido y lo mira, sin más, y pasé de largo sin decirle nada. No había habido ningún tipo de contacto, pero… ¡me había mirado al pasar por su lado!

Durante noches soñé con aquel momento, con sus ojos negros y su eterna sonrisa.

Hasta que los sueños no me bastaron, quise que se hicieran realidad.

Trabajé muy duro para conseguirlo y, una vez más, me acerqué a él, pero esta vez me paré a su lado.

Le miré, me miró, le cogí la suave mano y se la acaricié dulcemente. No dijo nada, pero me vi reflejada en sus ojos y supe que ya era mío.

Me encantaba acariciarle, sentir lo suave que era, estrecharle contra mi cuerpo, abrazarle, mordisquearle las orejas, sentarme delante de él para contemplarlo…

Era muy callado, no hablaba, pero sus ojos me revelaban su amor.

Iba con él por la calle una noche, ya no me avergonzaba hacerlo, cuando sentí una sombra moviéndose a nuestras espaldas. Sentí un poco de miedo, lo admito, así que le estreché con fuerza la mano, cosa que nunca había hecho antes, pues lo veía tan perfecto, tan delicado y frágil que siempre lo acariciaba con sumo cuidado. Con su voz, nunca antes escuchada por mis oídos, me dijo en tono cantarín, con una agradable melodía: “me gusta que me abraces”.

Casi pierdo el sentido al oír aquello. Después de tantos días, por fin me había hablado. Llegué a pensar que era de los que no hablaban, pero al final… ¡¡¡el osito más caro de la juguetería hablaba!!!


Este, junto con el relato de los bebés, es de mi época de "finales chorras", como podéis observar... Ahora estoy más profunda, tan profunda que me bloqueo muchísimo a la hora de escribir T_T

10 Comments:

Blogger Sayuri said...

Hey, pues a mí me encantan, son finales inesperados k molan mucho ^_^

12:27  
Blogger Ozimandias said...

A mí también me encanta, como la autora ^^

14:41  
Blogger Drew said...

Ozi, cariño, me harás enrojeceeeer!

Sayuri, a mí también me encantan, pero hay veces que rallan mucho... Pero bueno, me siguen saliendo relatos de ese tipo, así que los escribo.

23:08  
Blogger ElaineHolmes said...

Ahora que me acuerdo de tus "finales chorras"... se te olvida decir, querida Drew, que con un relato así ganaste un premio literario. =p ¿Qué tal si lo cuelgas?

18:58  
Blogger Ozimandias said...

¡Eso, cuelga el de los ladrones de almas! A mi me encantó. Aunque claro, eso es obvio :)

03:15  
Blogger Drew said...

Sí, cariño, es muy obvio que a ti te encantó xD

Ains, pues a mí ese sigue sin matarme... El final me encanta, pero lo del unicornio y todo eso me parece una chorrada! Pero, Elaine (no me gusta llamarte así!), nena, el de "Ladrones de almas" no me parece un final chorra...

Bueeeeeno, haré caso a mis fans (pobre infeliz yo, que creo que tengo fans y todo...) y lo colgaré xD

22:16  
Blogger ElaineHolmes said...

Pues llámame como quieras, pero, ¿cómo te llamo yo? Una vez me dijsite que no te gustaba Drew, así que desde entonces te llamo Andrea...

Bueno, es sólo un nombre, ¿no es cierto? ... ;-) (ya sabes cómo sigue).

23:10  
Blogger Drew said...

No menciones esa frase en mi presencia!!! xDDD

Te llamaré Cuqui, Wenceslá, Cuchifrita o algo así, ¿vale? Después de todo, "es solo un nombre, ¿no es cierto?..." =P

23:16  
Blogger ElaineHolmes said...

A ver, Drew, una cosa es que me digas que no te guste MdI, cosa que respeto, pero no me digas que esa frase no te llega!!!

(Te llegaría si tus padres te hubieran puesto un nombre flamenco :-p)

00:21  
Blogger Drew said...

No te quejes, peor hubiera sido que te hubiesen puesto Leonor, como a una neonata que yo me sé... Aunque bueno, para lo que va a hacer en el mundo, no merece la pena malgastar un nombre bueno xDDDDD

Por cierto... ¡a mí MdI 2 sí que me ha gustado! El que no me gustó fue el primero, que conste (soy muy perra, tendría que escribirle un mail a Laurita diciéndole lo que me ha parecido Tríada... :S)

21:32  

Publicar un comentario

<< Home